viernes, enero 08, 2016

10 claves para no posponer más su objetivo de ser bilingüe

bilingüe claves inglés Objetivo posponer TEMPORADA
Aprender inglés, el propósito de año nuevo que pasa sin cumplirse  

10 claves para no posponer más su objetivo de ser bilingüe

La temporada de año nuevo trae irremediablemente una disposición para ponernos metas. Uno de los propósitos que con mayor frecuencia ingresa en los listados de año nuevo y que, lamentablemente desemboca casi con la misma frecuencia en frustración es “Este año sí aprendo inglés”.

Con el objetivo de que 2016 sea el año en que de verdad lo logra, Víctor Elías Lugo Vásquez,  Director de la  Licenciatura en Lengua Castellana, Inglés y Francés de la  Universidad de La Salle, entrega las siguientes recomendaciones.

1) Autoconfianza: Ésta es particularmente importante en adultos que han venido afrontando procesos fallidos que, en muchos casos, los han llevado a considerarse “negados para el inglés”, “cerrados y trancados por dentro”, etc., con lo cual se convierten en “eternos estudiantes”, que inician el mismo curso, una y otra vez, en muchas ocasiones con los mismos contenidos e incluso materiales, sin avances concretos. Cuando a estas condiciones se le suman presiones externas como, por ejemplo, que si no certifica un nivel específico de inglés puede perder su empleo o una oportunidad laboral, el eterno estudiante cuenta con todas las razones para huir rápidamente del curso y hallar una excusa que le permita esquivar la responsabilidad una vez más.

2) Motivación intrínseca: La mayoría de las veces, las razones para aprender inglés son factores externos (mejor salario, oportunidades laborales o académicas, etc.) y cuando se indaga por las razones personales, pocas veces están relacionadas con los usos prácticos de la lengua. Por ello, es conveniente identificar tres o cuatro logros concretos que mejorarán su vida como ser humano, no como trabajador o estudiante, en el tiempo dado y con las condiciones previstas.

3) Reconocimiento propio: Dese la oportunidad de reconocerse como aprendiz, identifique qué tipo de actividades le gusta hacer o no en clase y fuera de ella cuando está aprendiendo y por qué, cómo recuerda mejor las cosas (cuando hace, cuando ve, cuando escucha, etc.), qué tipo de actividades hacían los profesores que usted considera le permitieron aprender bien, e incluso qué le gusta hacer en su tiempo libre, para que logre establecer conexiones entre ellas y defina las acciones que quiere y puede hacer. De igual manera, sea realista con sus metas, no se proponga hacer un curso, si corre el riesgo de faltar a clases porque tiene un trabajo que interfiere con su vida personal. Recuerde que estudiar no necesariamente implica aprender y hay muchos estudiantes en los colegios, institutos e incluso en el exterior que, a pesar de estudiar no aprenden porque no se sienten aprendices.

4) Asesoría adecuada: Además de la confianza en sus propias capacidades, la persona que quiera aprender una segunda lengua debe contar con una buena asesoría que le permita determinar, con base en elementos objetivos, en qué estado se encuentra su competencia comunicativa, dónde quiere llegar, con qué recursos cuenta y así tomar las decisiones más adecuadas. Debe tener en cuenta que no necesariamente las instituciones más costosas son las mejores y por ello, la sugerencia es seleccionar con base en criterios objetivos: además de la tradición y del prestigio, es ideal averiguar por la expedición de certificados internacionales de nivel (no número de horas), estudiantes por grupo, número de estudiantes que concluyen el proceso en esa institución, formación académica de los profesores, modelo educativo, recursos que utiliza, etc. y así evitar ser deslumbrado por instalaciones elegantes, pantallas vistosas o “profesores” nativos que, lamentablemente, en algunos casos no tienen experiencia docente. Recuerde que el simple hecho de que hablemos español como lengua madre no nos convierte necesariamente en buenos profesores de nuestra lengua, esto debe hacer parte de las consideraciones iniciales con el fin de proyectar logros concretos, en el tiempo previsto.

5) Tolerancia: A pesar de lo que dice la publicidad, el aprendizaje de una lengua diferente a la propia es un proceso que toma tiempo, no sólo porque tiene unas dinámicas de funcionamiento diferentes, sino porque las lenguas son manifestaciones culturales con una tradición y una visión diferente del mundo que son implícitas a la lengua pero, a la vez, moldean la manera en que los seres humanos nos comunicamos. Por ello, más allá de aprender gramática o largas listas de vocabulario y expresiones idiomáticas y presentar excusas antes de decir algo en inglés porque sabe que está mal organizado, lo que se debe hacer es tratar de entender una nueva cultura, mediada por la lengua extranjera, y esto toma tiempo, para lo cual vale la pena exponerse a usos reales de la lengua, para entender cómo funcionan la ironía, los chistes, las quejas en otra cultura.

6) Esfuerzo: De la mano con la confianza propia está el hecho de que este proceso requiere realizar esfuerzos que van desde tomar las clases que se ha propuesto y estructurar adecuadamente sus textos orales o escritos, hasta practicar por su cuenta y darse el tiempo para reconocerse como aprendiz, con curiosidad e interés para explorar recursos adicionales, jugar con lo que va aprendiendo y conectarlo con su vida en elementos concretos, de modo que la lengua fluya con mayor naturalidad, a pesar de los errores que hacen parte del proceso de aprendizaje. Por ello, no debe sentir frustración, si no le entienden lo que dice o lo que escribe, sino tratar de aprender de los errores y, en la medida de lo posible, escribir o producir oralmente menos para el profesor y más con un usuario real en mente, de manera que no estará esperando correcciones sino entendimiento y, en caso de que haya dificultades en la comprensión, recurrirá a alternativas.

7) Coherencia: Parte del proceso de aprendizaje incluye la progresión en la dificultad de los contenidos y recursos a los cuales se expone el estudiante y la clase de actividades que realizan con ellos. Gran parte de esta responsabilidad recae inicialmente sobre los profesores, pero el estudiante debe identificar  la oferta de recursos, pagos o gratuitos, con los que cuenta y practicar por su cuenta, de modo que gradualmente pueda tomar mejores decisiones para su proceso. Inicialmente, las adaptaciones de textos famosos que venden las editoriales especializadas son buena alternativa (seguramente son comunes en la mayoría de colegios públicos o privados como “plan lector”) y, además, vienen frecuentemente con CD de audio o CD-ROM para incorporarlo a los computadores de uso cotidiano. Además, hay otras posibilidades sencillas con las cuales cualquier estudiante puede complementar su proceso como ver su película favorita en inglés en casa, sin presión alguna, primero con subtítulos en español, escoger una escena interesante y verla con subtítulos en inglés, practicar la pronunciación e incorporar estas expresiones en su discurso cotidiano.

8) Buen criterio: Existen infinidad de recursos disponibles, gratuitos o con costo, y su calidad y utilidad son tan variadas que es posibles que adquiera un curso en línea que elevado costo o que gaste horas enteras haciendo ejercicios gratuitos en una plataforma y que ninguno de ellos se ajuste a sus necesidades. Por ello, se sugiere indagar un poco sobre las ofertas disponibles, sus características y utilidad antes de tomar una decisión. Se pueden hacer ejercicios sencillos como inscribirse en comunidades virtuales (con las debidas medidas de seguridad), atreverse a publicar contenidos en inglés en Facebook o Twitter ya que, sin duda, esto implicará una revisión más consciente que si lo va a entregar a un profesor para calificación y estar dispuesto a aprender de los posibles errores. De igual manera, en etapas tempranas, puede enfrentarse a textos sobre temas familiares en inglés; por ejemplo, puede hacer una consulta en Wikipedia sobre un tema determinado, consultarla en inglés y tratar de entender una sección específica, revisar la pronunciación en un diccionario en línea o en una aplicación y, gradualmente este proceso le permitirá recordar expresiones familiares y utilizarlas en su discurso cotidiano.

9) Apoyo: Busque un “compañero” para esta experiencia de aprendizaje, alguien que esté dispuesto a practicar, explorar recursos, preparar documentos (auténticos o para la clase) y creen una comunidad de práctica en torno al inglés. Contar con un par, similar a uno en edad, intereses, motivaciones, etc. es valioso en el proceso a diferencia de las clases personalizadas en las cuales el docente se encarga de la mayoría de la sesión y el trabajo es sobre la lengua y pocas veces sobre lo que las personas que entran en contacto en la clase piensan, quieren, buscan, etc.

10) Contexto: Entienda la utilidad del inglés para las comunidades de seres humanos reales y defina la utilidad de lo que hace en clase. Por ejemplo, revise en un mapa en cuántos países lo hablan como lengua materna, como segunda lengua o como lengua extranjera y verá que existen los hablantes de inglés como lengua materna son minoría mundial, de modo que hay mayores posibilidades matemáticas de que un hablante de inglés como lengua extranjera se comunique con un hablante de inglés como segunda lengua y que cometan errores gramaticales. Esto no quiere decir que no es importante la corrección sino que busca llamar la atención sobre el hecho de que los seres humanos usamos abreviaturas para SMS, chats en WhatsApp, Twitter, etc. que no aparecen en los libros de texto ni en las clases y así como hace falta practicar con textos más formales, nuestras vidas tienen diferentes instancias y la lengua hace parte de nuestra cotidianidad. Finalmente, recuerde que no está solo(a) en este proceso, hay una política pública de bilingüismo a nivel nacional que favorece abiertamente el aprendizaje del inglés y esto implica recursos, oportunidades académicas, comunidades interesadas. Además, hay millones de colombianos que también quieren lograr este propósito de Año Nuevo pero no saben con quién practicar.  
--
 revista-whats-up
Nuestras Redes
https://www.facebook.com/revistawhatsuponlinehttps://twitter.com/revistawhatsuphttp://www.linkedin.com/in/revistawhatsuphttp://www.youtube.com/SarahLeePrensahttp://instagram.com/revistawhatsup

Sarah Lee Méndez

Directora / Jefe de Prensa / Editora Contenido / Twitters: @AnastasiaLeeEdi @revistawhatsup @AficionesCol / Instagram @siganenconexion

Con más de una década de experiencia en relaciones públicas, manejo de redes sociales, CM, diseño de Blogs, fotógrafa para eventos.

Suscribete vía Email / Es importante para nosotros!

 

VISITA OTRAS SECCIONES

  • Copyright © Agenda - Whats Up™ REVISTA WHATS UP.
    / AFICIONES COLOMBIA DISEÑO SARAH LEE